Blogia
DIDÁCTICA de la FILOSOFÍA

Raimon Panikkar: Paz e Interculturalidad. Una reflexión filosófica (Herder, Barcelona, 2006)

Raimon Panikkar: Paz e Interculturalidad. Una reflexión filosófica (Herder, Barcelona, 2006)

Un ensayo sobre filosofía intercultural Raimon Panikkar(doctor en química, teología y filosofía). Fue director de tesis de Monica Cavallé. El último capítulo se titula "9 sutra sobre la paz". Transcribo una parte del noveno.


9. Sólo el perdón, la reconciliación y el diálogo continuo llevan hacia la paz y rompen la ley del karma

Éste es tal vez el sutra más exigente e importante, constatación histórica y afirmación de una verdad antropológica y teológico-filosófica. La modernidad insiste mucho, y con razón, en la importancia y centralidad del hombre, pero parece que haya olvidado su dignidad infinita –divina, dirían hinduismo, el cristianismo y, con lenguajes diversos, otras religiones. Como se nos escapa el sentido de la responsabilidad del hombre, este microcosmos, buscamos pequeños remedios a los grandes problemas de la historia y del universo. El hombre, ese mediador entre cielo y tierra, como dice la antigua cultura china, tiene una vocación cósmica, cosmoteándrica me gustaría decir. Nuestro sutra habla del perdón a este nivel, porque de otro modo se trataría de puro sentimentalismo superficial. El perdón, por el contrario, es el gran desafío que recuerda al hombre su contribución única a la armonía del universo.

El castigo, la compensación, la restitución y la reparación no conducen a la paz. Creer que el simple restablecimiento de un orden infringido pueda poner las cosas en su sitio es un modo de pensar mecanicista e inmaduro. La inocencia perdida exige redención, es decir, libertad, y no el sueño de un paraíso redescubierto. Ninguna suma, ninguna restitución compensará lo que ha acontecido. La paz no es restauración. La historia humana es dinámica, el mismo cosmos se mueve rítmicamente, pero sin repetirse. El status quo ante es una imposibilidad.

El único camino hacia la paz es un camino hacia “adelante” y no hacia “atrás”.

El perdón es un acto que transciende un dogma básico de la modernidad: la voluntad. Den Wille ist das Urseyn (la voluntad es el Ser primordial), decía el idealismo alemán. En primer lugar, tener la voluntad de perdonar no depende de la voluntad. Si mi corazón no me lleva espontáneamente al perdón no puedo quererlo, ni siquiera concebirlo, y hablar de perdón sería una hipocresía. Estar decidido a perdonar es el primer paso, pero no equivale a perdonar. En el perdón obra una fuerza que está más allá de la ley mecánica de acción y reacción. El acto de perdonar no es el resultado de un silogismo racional; para perdonar realmente se requiere la fuerza del Espíritu. Karina, charis, amor no son sólo buenos sentimientos de algunas personas, sino los pilares del universo.

Antonio Pino

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Antonio -

Sûtra: (en el Hinduismo) textos que compendian el contenido de los Brâhmana (textos religiosos y filosóficos), en los cuales se basan, condénsandolos, para memorización y uso práctico, en proposiciones aforísticas, que necesitan un cometario adicional.
(En el budismo) Escrituras búdicas, textos que contienen la palabra de Buddha.

Karma: (en el hinduismo)1. una actividad mental o corporal; 2. la consecuencia de esa actividad; 3. la suma de todas las consecuencias del obrar de un individuo en esta vida o en una vida precedente; 4. el encadenamiento de causas y efectos en el orden moral
(En el budismo y Zen) Ley universal de la causa y el efecto, que, según la concepción budista, opera en la forma que se describe a continuación. \\\"El acto (karma) produce en determinadas condiciones un fruto (phala), que, una vez maduro, recae sobre su autor...\\\"

Diccionario de la Sabiduría Oriental. Budismo, Hinduismo, Taoísmo, Zen. Editorial Paidós, Barcelona, 1993

Espero que así sea más digerible.

Anónimo -

Sutra, karma... Mis prejuicios filosóficos me alejan de esta terminología. Creo que tengo el estómago demasiado hecho a otra clase de condimentos. ¿Crees, Antonio, que eso tiene remedio?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres