Blogia
DIDÁCTICA de la FILOSOFÍA

La filosofía como una práctica y como un modo de vida

La filosofía como una práctica y como un modo de vida

Acaba de publicarse en nuestra lengua el libro Ejercicios espirituales y filosofía antigua, uno de los tres grandes libros de Pierre Hadot (junto con ¿Qué es la filosofía antigua? y La Citadelle intérior) en los que el autor defiende poderosamente que la filosofía greco-romana era ante todo una práctica y que lo verdaderamente importante para ser considerado un filósofo consistía en vivir la vida filosóficamente, en llevar una vida filosófica. La filosofía existía para ayudar al ser humano a acercarse a la sabiduría, siendo el discurso filosófico de las distintas escuelas un instrumento para llevar un estilo de vida filosófico, para "formar" a los alumnos -y no para informar-; es decir, tenía un uso eminentemente psicagógico. Como dice el propio autor: "Pero todos estos filósofos son considerados filósofos no porque desarrrollen determinados disc rfusos filosóficos, sino por el hecho de vivir filosóficamente. El discurso se ha integrado en su vida filosófica. Para ellos, la propia filosofía es entendida antes que nada como un modo de vida y no como un discurso". La visión que nos proporciona Hadot sobre la filosofía antigua (y por ende, sobre toda la historia de la filosofía)nos hace ver a estos antiguos filósofos y sus filosofías (y sus textos) desde otra óptica nueva, desde otro punto de vista, desde otro prisma: la filosofía no como un discurso sistemático o crítico, sino como un esfuerzo por llevar una vida buena, una vida sabia, una vida realmente filosófica. El filósofo es aquel que intenta adecuar su vida a su discurso filosófico, los otros (los profesores de filosofía, o de historia -muerta- de la filosofía), son más bien -como diría Kant- "artistas de la razón". O como diría Thoreau, "En la actualidad, hay profesores de filosofía, pero no filósofos...". ¿Qué haces que aún no te lo has comprado? En internet, puede leerse en inglés algunos fragmentos del libro y del prefacio del foucaltiano Arnold I. Davidson, que es quien le ha dado a conocer en el mundo anglosajón,.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Luis -

El otro día lo estuve hojeando en una librería. Me pareció un muy erudito y sesudo trabajo teórico sobre la filosofía práctica en la antigüedad.

Gabriel -

Este libro es de obligada lectura, mon ami, y todos los otros (exceptuando los del último Foucault, o incluso éstos) deberían pasar a un segundo lugar. Hadot es la epifanía, la revelación, el éxtasis filosófico más plotiniano, la verdad y la vida... Aquelos que todavía alberguen alguna duda de la legitimidad y la seriedad de la filosofía práctica deberían leerlo con detenimiento. Tb los agnósticos. Y fundamentalmente los simpatizantes. Qué regocijo.

Prof. Portillo -

¡Uf! Se me acumula el trabajo. Mi lista de lecturas y proyectos pendientes tiene obesidad y gigantismo. Pero, ¿quién se resiste a un libro como éste? Creo que lo pondré en mi lista de caprichos pendientes de compra (o de que me sean regalados).
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres