Blogia
DIDÁCTICA de la FILOSOFÍA

Filosofía a mano armada

Filosofía a Mano Armada: Eddie Féretro, profesor universitario y filósofo desencantado, depravado y borrachín, perseguido por la policía de su país por un asunto más bien hosco, llega a Francia, patria de Montaigne -su pensador de cabecera-, y decide emplear sus conocimientos en tareas más lucrativas y aleccionadoras que ’en el terreno, árido desde hace siglos, de la especulación filosófica’.

Así describe la editorial Tusquets esta obra que publicó en 1997 y volvió a reeditar en la colección Fábula en el 2001. Yo, que lo he leído hace poco, pienso que es algo más.

Una buena lectura para desencajarse, una sátira del academicismo y sus posibles farsas, una buena antología de reflexiones peculiares en medio de la narrativa...

El tono, desahogado, caústico. El ambiente, sórdido, diverso. Eso sí, una escritura masculina, una historia que se desarrolla en un ambiente de hombres y desde el punto de vista del crápula masculino... aunque sea de un crápula filósofo.


Prof. Portillo

-------------------

El filósofo es, como Wilbur observó una vez, el que tiene la lengua fuera y la pierna flexionada, porque cada vez que entra un trasero en su territorio tiene que tomar una decisión, en una fracción de segundo, en el sentido de lamerlo o patearlo.

Tibor Fischer, Filosofía a mano armada,
Barcelona, Tusquets, 2001, pág. 313

-------------------

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

samuel izquierdo -

Gran dicotomia lamer o patear culos;o ¿no se trata de lo mismo empleando dos modos diferentes? Hay ´filosofías que te patean el culo de un modo muy lametil y otras que te lo lamen como si te lo patearan. A veces esto ocurre en un mismo filósofo: Nietzsche
Jejeje
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres