Blogia
DIDÁCTICA de la FILOSOFÍA

¿Cómo seguimos? Inmersión en la ESO

La vida sigue, se acaba el curso y, enmedio del bullicio de la entrega de notas, se terminan de perfilar las previsiones sobre el trabajo que habrá que abordar el siguiente curso. Las transformaciones son las que se esperaban, pero, vistas de cerca, se muestran en toda su magnitud. Mi departamento didáctico va a asumir el siguiente curso todos los grupos de Educación para la Ciudadanía de 3º de ESO, los grupos que salgan de la optativa de 1º y 3º de ESO Cambios sociales y nuevos papeles de género, y los grupos que salgan de la opción laica de religión: Historia de las religiones, para 1º y 3º de ESO.

Las consecuencias son claras:

- Colaboración necesaria con el departamento de Ciencias Sociales (Geografía e Historia). Ningún problema, ya hemos sentado bases juntos y nos hemos puesto de acuerdo en lo fundamental.

- Multiplicación de grupos, ya que estas materias tienen una o dos horas semanales. Consecuencia terrible: multiplicación de las reuniones mensuales de Equipo Educativo, de las reuniones de evaluación, del papeleo asociado a la evaluación en la ESO (informes personalizados...).

- Ningún miembro del departamento tendrá que desplazarse, porque podremos cumplir nuestro horario completo con los grupos de primero y segundo de bachillerato, las éticas de cuarto de ESO y este ramillete de materias nuevas.

- El Departamento Didáctico de Filosofía realizará una inmersión total (y definitiva) en la ESO. Esto nos lleva, al menos a dos cuestiones:
(1) Clara necesidad de adaptar la metodología didáctica a las edades de estos cursos, al planteamiento didáctico general de la ESO y a las peculiaridades de estas materias (siempre con sentido crítico y argumentos... ¡viva la filosofía práctica!, ¡viva la práctica filosófica!
(2) Clara necesidad en los centros de que el profesorado con destino definitivo asuma la tarea de ocuparse coordinadamente de la formación del alumnado de la ESO (desde 1º hasta 4º, sin huecos ni compromisos) en las capacidades básicas de comprensión, expresión, razonamiento, argumentación y crítica. Nosotros podemos desde estas materias hacer una gran tarea sin renunciar a nuestro carácter filosófico.


Profesor Portillo

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Profesor Portillo -

Bueno, lo que no sepamos lo podemos aprender. Estamos hablando de una o dos horas a la semana, según el curso.
Viene bien que esta asignatura la demos profesores y profesoras con sentido crítico y una conciencia clara de la diversidad de religiones y de la diferente importancia que el sentido de lo sagrado puede tener en las civilizaciones...
La anécdota de cada religión es fácil de documentarla, lo importante es desde dónde se documenta y cómo se hace llegar esta información, para qué se usa y qué valores se promocionan con ella...

Luis -

Como filósofos, sabemos algo de educación para la ciudadanía. Eso está fuera de toda duda. Pero ¿qué sabemos de historia de las religiones? El hecho religioso sí que ha sido parte de la reflexión filosófica. Pero me temo que no va de eso la asignatura.

antonio -

Es cierto, las práctica filosófica nos ha llegado en el momento oportuno, puede ser una buena herramienta para trabajar con alumnos y alumnas más jóvenes, en Educación para la Ciudadanía y el Hecho Religioso (en mi facultad se impartía la asignatura "El hecho religiosos y su interpretación" que era fenomenología de la religión y algo de psicología de la religión. Por ejemplo recuerdo el manual de Juan Martín Velasco.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres