Blogia
DIDÁCTICA de la FILOSOFÍA

Ciudadanos del mundo, uníos (EpC, y III)

Ciudadanos del mundo, uníos (EpC, y III)

Y hablando de la obligación cívica y política del filósofo, de eso que en la época de Jean Paul Sartre se llamaba el "intelectual comprometido" (engagé, voy a comentar el reciente libro Ciudadanos. Sed Realistas: Decid lo indecible, en el que un grupo de intelectuales y filósofos, entre los que se encuentran Félix de Azúa, Fernando Savater, Arcadi Espada o Albert Boadella, sobre la plataforma cívica Ciudatans de Catalunya que crearon recientemente y que ha inspirado la creación de un nuevo partido político Ciudadanos-Partido de la ciudadanía cuyo candidato (un joven abogado que no tiene aún 30 años) salió desnudo en los carteles (y en el libro, como podéis comprobar). El partido se va a presentar a las próximas elecciones municipales en Barcelona, Alicante y ¡Salamanca!. Quien sabe hasta donde llegarán...
"«el objetivo del nuevo partido fue […] constituir una formación de carácter no nacionalista, con una ideología de centroizquierda basada en los valores del liberalismo político y el socialismo democrático en la que predominara la razón sobre los sentimientos, los derechos de las personas sobre los llamados derechos colectivos, que propugnara el bilingüismo [en Cataluña] en coherencia con la realidad social y, finalmente, que hablara desde la sensatez, algo que ha abundado poco en los últimos tiempos». El resultado de este proceso fue, en palabras de Fernando Savater, «el primer partido político de izquierda cívica que se funda totalmente ex novo desde aquellos ya lejanos comienzos de la democracia en España».

Parece que las cosas están cambiando.
Esperemos que no se trate de vino viejo en nuevos odres.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

gabriel -

En Alcalá de Guadaíra (Sevilla) también se están moviendo las cosas. Me envían un correo con información:
Alcalareñas, alcalareños:

En Alcalá llevamos muchos años de mayoría absoluta, y esta mayoría, a nuestro entender, está
siendo bastante negativa para la ciudad. Si mirámos más allá de la publicidad podemos ver muchas
acciones de gobierno y sus consecuencias, inaceptables e impropias de un sistema democratico.

* Democracia y participación. Una práctica política dirigida a lograr, por métodos no
democráticos, el control y la dependencia absoluta del poder municipal, de las instituciones y
entidades ciudadanas, mediante la subvención, la contratación laboral o administrativa, la
práctica del “rodillo”, la marginación y el rechazo de cualquier opinión crítica. Todo vale.
Mientras presumen de participación (senado y otros) los Consejos de Participación Ciudadana
(Patrimonio, Medio Ambiente) pasan años sin convocarse o son ignorados y las asociaciones
independientes marginadas.
* Despilfarro y mal uso de los dineros de todos.
-Alcalá es la ciudad 14ª más pobre de España, entre los municipios de más de 50.000
habitantes. Sin embargo, se gastan mucho dinero en comidas y eventos varios, por ejemplo
en la lujosa Hacienda La Boticaria, que no es precisamente una empresa cumplidora de sus
obligaciones: empezaron la construcción ilegal de un campo de golf que tuvo que ser
paralizada por la Consejería de Medio Ambiente tras denuncia por los ecologístas, mientras
nuestros gobernantes municipales miraban para otro lado.

-El déficit del ayuntamiento de Alcalá y los altísimos intereses que genera y que pagamos
entre todos, es de los más altos de los Ayuntamientos de nuestro entorno (8.135 millones de
ptas.)

- Los sueldos de los cargos públicos, asesores, portavoces, personal de confianza suman

1.486.389 €. (247 millones de pesetas al año). El propio Alcalde nos cuesta 79.437 € (más de
13 millones de pesetas al año) siendo el que más cobra de toda la provincia de Sevilla y uno
de los mejor pagados de Andalucía. A lo que se suman los gastos de representación, coches
oficiales, guardaespaldas, grupos políticos y otros.
- Grandes gastos suntuarios en jardinería, ornamentos y floripondios de cara a la galería (un
ejemplo: entre las avenidas de la Constitución y Santa Lucia un millón de euros en plantas).
Así como árboles de costosísimo mantenimiento que no dan ni sombra y césped regado con
agua potable.

* Política urbanística. Alcalá, también se ha rendido “al urbanismo salvaje”. Son las grandes
inmobiliarias y acaparadores de suelo quien de verdad marcan el desarrollo de Alcalá primando
sus intereses sobre la calidad e infraestructuras de los nuevos barrios.
-Intentan aprobar un PGOU con una de las más brutales operaciones de especulación
urbanística de Andalucía. Pretenden recalificar 2.346 hectáreas (23.460.000 m2) de suelo
rustico, casi tanto como tiene todo el actual suelo urbano y urbanizable de Alcalá (2.614
has). Todo ello amparado en “Convenios Urbanísticos” firmados entre el Ayuntamiento y los
“Señores de los Ladrillos”.

- El medio ambiente, la calidad de vida de los barrios, la sostenibilidad de la ciudad se quedará
sin dinero, se lo llevarán las infraestructuras de la enorme recalificación que se pretende.
-La torpeza injustificada del estrechamiento de la calle Orellana. El tráfico que no mejora.


-Hay una gran falta de viviendas para jóvenes y personas con pocos recursos. El suelo
propiedad del municipio a veces se les vende a las empresas que desde luego no construyen
viviendas sociales.

* Libertad e información. Gastos millonarios (más de 400 millones de pesetas este año) en
publicidad. Los medios públicos del Ayuntamiento y otros privados subvencionados, convierten
lo que debería ser una información plural y veraz, en simple y pura propaganda.
* Los derechos fundamentales son impunemente vulnerados. Son tres las condenas en los
tribunales que tiene el Ayuntamiento por atentar contra los derechos fundamentales y contra la
libertad sindical. Nadie dimite, incluso hay silencio complice de Alcalde y Gobierno Municipal.
* Hay Enchufismo en la contratación, violándose la igualdad de todos los ciudadanos ante la
Ley. Cada día se saltan el mandato constitucional de contratar siguiendo criterios de igualdad,
merito y capacidad. Buscan más que profesionales, incondicionales.
* Nuestro río Guadaíra tiene el “honor” de estar entre los más contaminados de España. Tras
27 años de Gobiernos andaluces y Centrales democráticos el río sigue muerto. Los Programas de
recuperación, los presupuestos y compromisos son papel mojado año tras año. Eso sí, lo cruza un
puente de lujo, carísimo.
* Expolio de nuestro patrimonio natural y artístico. La pérdida para Alcalá del Puntal de
Oromana, el abandono del importantísimo yacimiento arqueológico de Gandul y en general la
desconsideración y abandono del patrimonio histórico y cultural de nuestra ciudad.
Estamos Naciendo:
Tras estas reflexiones críticas el Colectivo “Ciudad” (Colectivo Ciudadano de Alcalá por la
Democracia), se presenta a la ciudadanía defendiendo los fundamentos de la Democracia, hoy
dañados: Nuestras señas de identidad y Fines son:

– La defensa y promoción de los derechos humanos, de los derechos de los ciudadanos, de la
igualdad de todos ante la ley, de la justicia, la paz, la equidad y solidaridad entre todas las
personas.
– La promoción de los principios éticos en la gestión de la cosa pública.
– La protección del patrimonio histórico y cultural y del medio ambiente.
– La independencia y profesionalidad de los medios de comunicación locales.
– La lucha contra la precariedad laboral y el pleno empleo.
– La recuperación y dinamización de la ciudadanía alcalareña, de la Cultura, de la vida en los
barrios.
– El ciudadano paga: Todo cuanto hace el Ayuntamiento sale de nuestros bolsillos. El ciudadano
exige que se de cuenta de en que se gastan los dineros, nuestros dineros.
– Perseguimos que las relaciones entre las personas sean respetuosas, abiertas y amistosas.
– El respeto a las opiniones de todos y un escrupuloso funcionamiento democrático.
– Queremos ser autónomos e independientes de cualquier poder económico o político.
Apelamos a tu conciencia ciudadana para defender las libertades democráticas, porque la
Democracia se construye cada día y la Libertad hay que ganarla. La Democracia es mucho
más que votar cada 4 años. Exigimos que se nos de cuenta de qué se hace con nuestro dinero,
que se nos escuche al menos igual que a los “señores de los ladrillos”, que se nos trate con el
respeto que nos merecemos, con independencia de las opiniones personales, queremos ejercer
nuestras libertades sin represalias, queremos diálogo, más debate y menos publicidad,
queremos Participación y Justicia.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres