Blogia
DIDÁCTICA de la FILOSOFÍA

Politización: sobre la Educación para la Ciudadanía

Tomo prestado, de Carlos Fuentes, un párrafo sumamente esclarecedor:

Además, en el acelerado pero aún difícil proceso de democratización de nuestros países, el maestro tiene el derecho de todo ciudadano de participar en política, pero también tiene una obligación más exigente de ampliar en la clase el concepto de politización, más allá de la militancia partidista, pero no por la vía de una abdicación o un disimulo, sino mediante la inteligencia de que es en la escuela donde se implanta el concepto de politización, trasladándolo del concepto de poder sobre la gente al concepto de poder con la gente. Hoy, la ampliación de la democracia en la escuela consiste en saber qué es el poder; cómo se distribuye entre individuos, grupos y comunidades; cómo se reparten los recursos de países ricos poblados por millones de pobres; y entender que la militancia ciudadana no se limita a los partidos, sino que se puede ejercer, efectivamente y en profundidad, desde la pertenencia a la clase social, sexo, barrio, etnia o asociación.

Carlos Fuentes, "Educación",
en id, En esto creo,
Barcelona, Seix Barral, 2002, pág. 65

Creo que es mejor centrar la discusión sobre la Educación para la Ciudadanía en ideas como esta y dejar de hacer montajes electoralistas.

Profesor Portillo

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

Jordan 4 -

Happiness is beneficial for the body, but it is grief that develops the powers of the mind.

francondaba -

Ciertamente es fundamental instaurar una conciencia social en todo el alumnado, integrando en esta labor los conceptos políticos adecuados para las distintas etapas, con el fin de estimular la propia formación de ideales, también es cierto la dificultad de fijar un marco ético y por sobre todo objetivo en los métodos usados para esta tarea, ya que la neutralidad en este tema en particular esta cuartada por hechos muchas veces cuestionables por la normalidad de las personas, pero que pueden encontrar aceptación en grupos minoritarios. Creo que en cursos menores tiene que limitarse a la presentación de los diversos poderes, como se menciona en el párrafo.

Educación para la ciudadanía -

Nosostros que somso profesores le hemos dado un aire diver y tenenemos materiales buenos para su didactica en varios blogs Y nos funciona, todo es enfocarlo bien, sino es un rollo.

Prof. Portillo -

Aunque no suficiente, porque poco se puede hacer en una hora a la semana en algunos cursos si el resto del tiempo se discute la necesidad de la crítica, la deliberación, el diálogo y la participación... si el resto del tiempo se ponen en duda los derechos, la igualdad, la libertad... y si el núcleo de la educación cívica entendida como transversal se pone en la disciplina externa y la sumisión a la autoridad que castiga, dejando de lado la idea de la autonomía, la responsabilidad y la comprensión de la norma como equilibrio social y político revisable.

Harry Haler -

Totálmente de acuerdo, el problema es que se intenta minar la asignatura desde ciertos colectivos sin ni siquiera conocerla. Desde mi punto de vista, es una asignatura necesaria.

Prof. Portillo -

Muchas veces me pregunto si el profesorado de Filosofía será capaz (seremos capaces) de mostrar ese sentido común y de no apuntarnos a las peleas menos interesantes.

Felicidad -

Pues estaría muy bien, profesor Portillo, pero eso sería tener sentido común, y ya sabes lo que se dice al respecto.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres