Blogia
DIDÁCTICA de la FILOSOFÍA

Cafés filosóficos

Café filosófico en la Casa del Libro (Sevilla, 6-6-08)

Café filosófico en la Casa del Libro (Sevilla, 6-6-08)

     ¿Para qué asistimos al café filosófico? ¿Qué nos trae por aquí? Son preguntas que han surgido al hacer memoria y balance de los cafés de este curso. La curiosidad, el disfrute o la inquietud intelectual fueron algunas de las respuestas.

 

¿Qué metodología preferimos que utilice el moderador? (y somos cinco -José Carlos, Luis, Antonio, Carlos y yo- los que hemos colaboramos con Gabriel) Nos resulta estimulante la metodología socrática en la que el moderador se empeña en que los participantes expresen con rigor aquello que quieren decir y caigan en la cuenta de las implicaciones lógicas de aquello que afirman. Pero también hemos descubierto en el café un espacio donde todos pueden ir encontrando su voz y su discurso, y sus argumentos, siendo escuchados por un grupo empeñado en entender, algo más parecido a la tertulia tradicional o al círculo terapéutico (Yalom). No nos gusta el estilo magistral, no es lo que andamos buscando aquí, ni en el moderador ni en el resto de los participantes.

  

¿Qué me aporta a mi vida personal? ¿Qué beneficios podemos extraer de un encuentro “lógico”, de un debate de ideas y palabras? ¿Tiene la palabra (el “logos”) de los cafés un poder terapéutico? ¿Es un “mero” ejercicio, eso sí, espiritual (en el sentido de Hadot)? La palabra es sanadora y/o enriquecedora si no es mera cháchara sino que es palabra que tiene que ver con la verdad (al menos, sincera), y que nos “toca” afectivamente (Ismael). Aunque lo realmente sanador está en la intención, la emoción que la precede (Paco), y en la presencia amorosa del otro (Mario). Pero sin descartar que las palabras puedan ser instrumento valioso para habérselas con el mundo, para dar sentido a nuestro mundo (José María), para enriquecer nuestra experiencia, porque quien no dispone de palabras tiene una experiencia más limitada (Carmen).

 

¿Un cambio en nuestras ideas (y nuestra palabra) puede producir un cambio en nuestras vidas? Aquí debemos tener en cuenta que la palabra “entra” en un proceso de comunicación donde existe un emisor y un receptor, es decir, el otro, alguien que me escucha simplemente, o me comprende o, más aún, me com-padece, es decir, siente lo que yo siento (Nono). Y este proceso dialógico, este no pertenecernos las palabras también es un filtro en el propio diálogo interior, necesario para producir un cambio (por ejemplo, llevando un diario personal o escribiendo una frase 50 veces: “no debo faltar al café”)

(La foto es de la wikipedia: Athenea Noctua)

 

Antonio Pino

 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

CAFÉ FILOSÓFICO EN EL I.E.S. "CIUDAD JARDÍN"

En los días 12 y 13 de marzo y en el marco de las jornadas culturales organizadas por el Instituto "Ciudad Jardín" (Sevilla), hemos llevado a cabo dos cafés filosóficos que han suscitado el interés de los alumnos. No era la primera vez que se hacían. Ya los hicimos el curso anterior. Entonces éramos un tanto escépticos, pero la aceptación de los alumnos nos sorprendió. Ahora quedaba por comprobar si aquello era algo insólito o casual, o por el contrario había fundamento para pensar que los cafés filosóficos, con las adaptaciones necesarias, también podían usarse como actividades complementarias en los centros de enseñanza secundaria.

 

En el café filosófico del día 12 la temática que tuvo mayor aceptación fue “El amor y el sexo”, aunque también se formularon otras como “La amistad”, “Vida después de la muerte”, “Personas sin techo”, “¿Queremos saber realmente la verdad?”, “Placer y poder” e “Inteligencia y emoción: ¿por qué las personas inteligentes hacen cosas tan estúpidas?”. La discusión fue muy viva, distinguiéndose entre el amor en general y el amor sexuado. También se habló de la confusión frecuente entre amor y sexo, del enamoramiento, de la posesión amorosa y de los celos, del amor heterosexual y del amor homosexual, etc. Uno de los participantes hizo una distinción muy fina entre “gustar”, “querer” y “amar”. Otro distinguió entre “amor sexual”, amor paternal” y “amor divino”. Ya hacia el final de la discusión se suscitó la contradicción latente en el amor entre altruismo y egoísmo. El amor más puro, y por tanto, el que parece más altruista, que es el amor materno, es sin embargo el más egoísta. El amor de la madre por su hijo es en el fondo amor a sí misma.

 

En el café filosófico del día 13 hubo una dispersión temática más amplia y se optó por llegar a una formulación sintética. Entre las temáticas que se formularon aparecieron algunas repetidas del café anterior, como “La amistad”, “Vida después de la muerte”, pero también otras nuevas, como “Los celos”, “Guerra y paz”, “Machismo y feminismo” y “Poder y abuso de poder”. Dado que algunas temáticas se referían con distintos términos bien al problema del poder o la posesión, bien a las relaciones personales, optamos por la expresión “El poder y las relaciones personales”. En la discusión sobre la temática se habló del poder y de su presencia en todos los niveles, incluido el nivel personal. El poder no es algo que pertenece en exclusiva a la esfera política. Se da en la relación amistosa (servirse de los amigos), en la relación religiosa (el poder de las instituciones eclesiásticas) y en la relación amorosa (el amor como posesión o poder del otro, los celos), que originariamente no son relaciones de poder, pero terminan afectadas por él, con todos los problemas que eso crea. También se habló de la relación social, que es un caso especial, donde la confusión con el poder político (sociedad civil – estado) ha sido casi una constante histórica.

 

La introducción de los cafés filosóficos en los centros de secundaria permite que los alumnos participen en una de las dos formas principales en que se ha desarrollado la reflexión filosófica, la filosofía práctica, en su estado más genuino, sin las limitaciones del contexto académico. De hecho, así lo han entendido algunos alumnos, que han pedido trasladar los cafés filosóficos a la misma clase.

 Antonio de Lara

Leer más en http://jardinfilosofia.blogia.com/

CAFÉ FILOSÓFICO EL 7 DE MARZO

CAFÉ FILOSÓFICO EL 7 DE MARZO

El próximo día 7 de marzo, viernes, de 19 a 21 horas, tendrá lugar en la Casa del Libro de Sevilla (en el centro) un nuevo café filosófico, coordinado por Antonio de Lara, profesor de filosofía comprometido con la docencia y la didáctica (es autor de varios libros sobre la materia, entre los que destacamos el último en el que ha participado: 8 filósofos"). En esta ocasión y aprovechando la cercanía de las elecciones generales, la temática versará sobre la democracia "¿Qué significa ser demócrata?". Con ella se pretende reflexionar sobre algo que es previo a las opciones partidistas en juego. Entre las cuestiones que pueden plantearse y discutirse figuran la democracia como participación y no sólo como elección de representantes, las posibilidades de ejercicio de una democracia directa y no meramente representativa, los derechos de los ciudadanos, las relaciones entre la sociedad civil y el poder político, la plasmación legislativa de la división de poderes, la legalidad y la legitimidad del gobernante, etc. Son cuestiones que nos afectan como ciudadanos y que no podemos eludir como demócratas.

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Café filosófico en Sevilla (España)

Café filosófico en Sevilla (España)

El próximo viernes, 1 de Febrero, a las 19:00, en la Casa del Libro (C/Tetuán, Sevilla), se celebrará un café filosófico sobre "El silencio: desde la estética hasta la mística".

Se recomienda "oir" y reflexionar sobre la composición de John Cage , 4'33" . Y de entre la literatura filosófica que trata el tema me permito recomendar un librito titulado: "Las Palabras del Silencio. El Lenguaje de la ausencia en las distintas tradiciones místicas" de Óscar Pujol y Amador Vega (eds.). Trotta, Madrid, 2006.

¿Es el silencio una realidad natural o humana?

¿Es el silencio una realidad positiva ligada al respeto, a la escucha? ¿O es por el contrario una realidad negativa que nos "habla" de incomunicación?

¿Es el silencio una realidad accesible a la experiencia humana? ¿qué papel juega en nuestras vidas?

¿Qué relación tiene con la nada, el vacío, la negación?

Sobre la imagen de la derecha (Max Ernst, El ojo del silencio (1943-1944) comenta Victoria Cirlot: "se observa un paisaje poblado de ojos, un paisaje que es contemplante y contemplado a un tiempo, en una anulación entre sujeto y objeto, y que parece responder al célebre aserto plotiniano de "el ojo no podría ver el sol si no fuese en cierto modo el sol" (o. c. 102). Los poetas músicos y pintores nos orientan en este camino del silencio en el que los místicos se zambullen en una experiencia hasta cierto punto inefable (EckhartBudismo Zen ...)

A. Pino

Empieza la cuarta temporada del Café filosófico en Sevilla

Empieza la cuarta temporada del Café filosófico en Sevilla

Hoy, viernes, cinco de octubre, a la hora de siempre (19 horas) comienza la cuarta temporada del Café filosófico que coordina Gabriel Arnaiz en Sevilla. ¿Dónde? En la Casa del Libro que se encuentra en el centro de la ciudad. Os esperamos allí. La entrada es libre, por supuesto, y el tema a debatir, siguiendo así la tradición marcada por el fundador, Marc Sautet, no se sabe con antelación, sino que se elegirá en ese momento entre las cuestiones que ofrezcan los participantes.
G. A.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres