Blogia
DIDÁCTICA de la FILOSOFÍA

Rescatemos alguna lectura del pasado... que no pasa.

Os copio un post de una blog amiga para aconsejaros un pequeño libro.
CP

Un poco Zen, un poco Tao, de fondo teísta, pero "en artista", pone en cuestión el mundo y sus herencias, el Yo y lo que haga falta. El Sermón de ser y no ser de Agustín García Calvo es uno de esos libros mágicos que se pierden en la memoria y golpean desde una esquina de la biblioteca inesperadamente. Pero, por supuesto es mucho más. Léelo y verás.

Pero, además del largo poema que dá título al libro -dos mil dieciseis versos-, en este libro hay dos sonetos, dos pequeñas joyas. Aquí tenéis la que abre el libro para animaros a buscarlo.

Enorgullécete de tu fracaso,
que sugiere lo limpio de la empresa:
luz que medra en la noche, más espesa
hace la sombra, y más durable acaso.

No quiso Dios que dieras ese paso,
y ya del solo intento bien le pesa;
que tropezaras y cayeras, ésa
es justicia de Dios: no le hagas caso.

¿Por lo que triunfo y lo que logro, ciego,
me nombras y me amas?: yo me niego,
y en ese espejo no me reconozco.

Yo soy el acto de quebrar la esencia:
yo soy el que no soy. Yo no conozco
más modo de virtud que la impotencia.

Agustín García Calvo, Sermón de ser y no ser,
Madrid, Editorial Lucina, 1980, pág. 15

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Carlos -

¿Nostalgia?
Si haces clic en mi nombre encontrarás...

Luis -

Qué tiempos aquellos, amigo Carlos, qué cutres, pero qué jóvenes éramos

Carlos -

Casi seguro, Luis. Creo haberla visto. Lo que pasa es que yo tuve la fortuna de descubrir este libro cuando aún estábamos en la Facultad de Filosofía en Puerta Osario.

Luis -

No hay una edición más reciente?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres