Blogia
DIDÁCTICA de la FILOSOFÍA

Con Mariano Betés de Toro terminamos la segunda semana del curso.

Con Mariano Betés de Toro terminamos la segunda semana del curso. Ayer, día cinco del mes cinco del año cinco (05-05-05), terminamos la segunda semana del curso Usos prácticos de la Filosofía en un centro docente, en el cual se están presentando nuevas prácticas filosóficas como los cafés y talleres filosóficos o la asesoría/orientación filosófica, que podrían usarse en el marco de las tutorías, el trabajo de los departamentos de orientación y, por qué no, el aula, tanto de Filosofía y Ética como de otras materias.

Estuvo con nosotros Mariano Betés de Toro, que no quiso hacerse la foto solo, por lo que la imagen que acompaña a este post tiene también mi cara (él es el que sonríe).

Mariano nos habló de la orientación filosófica, y comenzó su exposición contando cómo llegó a ser orientador filosófico. Nos enteramos entonces de que había estudiado Farmacia y de que Arsuaga (sí, el de Atapuerca) lo lió para que estudiara medicina, porque estaban trabajando sobre unos restos y necesitaban conocimientos médicos... La medicina lo llevó a la psiquiatría, y el ejercicio de la psiquiatría le llevó a la conclusión de que el DSM no recogía todos los casos que él trataba. Buscó entonces una orientación complementaria en la Psicología, pero no le convenció... Lo invitaron entonces a participar en un CAE (un Comité Asistencial de Ética) en el hospital, y de aquí llegó a la bioética (hizo un máster con Diego Gracia). La Ética le llevo a la Filosofía y la Filosofía a la Práctica Filosófica, es decir, a la Orientación Filosófica.

¿Un largo camino, verdad?

Estuvimos escuchándole hablar de lo que es y no es la orientación filosófica, del sentido de su trabajo... Estructuró esa parte de su exposición en 17 preguntas a las que fué dando respuestas claras y, a veces, contundentes. Insistió en que no eran todas las posibles y, de hecho, anotó alguna de las preguntas que le hicimos para incluirlas entre las suyas para la próxima exposición que tuviera que hacer, a saber dónde, seguramente pronto, porque su discurso despierta interés...

Después del café nos presentó su método de trabajo en Orientación Filosófica y se nos fue el tiempo escuchándolo y preguntándole... Hubiera querido hacer con nosotros un taller de aplicación del método, pero no fue posible...

¿Os quedó algo por decir? ¿Se os ocurre ahora algo sobre todo lo que contó que sea interesante contar? ¿No estuvísteis pero os gustaría comentar algo sobre la orientación filosófica? Podéis hacerlo ahora mismo haciendo clic aquí. No os privéis del uso de la palabra...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

grabie -

hace falta un cursillo rapido de fotografia digital

paco p. -

Es que nos lo pones a huevo...(la compañia).Mariano, por encima de toda otra consideración es un tipo estupendo y con una voluntad de aprender sobrecogedora... ¿Cómo era aquello de que la filosofía nace del asombro?

Carlos -

Antes de que Gabriel y compañía comiencen a meterse con mi cara en la foto, aclararé que no estaba enfadado... simplemente me daba el sol de frente y me estaba preguntando si nos encuadrarían bien. Menos mal que le pedimos a las chicas que hicieron el favor de retratarnos que hicieran varias fotos, en el resto tenemos las cabezas cortadas.

La sesión de trabajo con Mariano me gustó mucho. Entregó unos materiales con un resumen del método y nos va a mandar la primera parte de las preguntas, porque la pidieron algunos compañeros. Las conversaciones fueron interesantes.

Surgió un tema que se debería considerar en detalle y con apertura de miras: la imparcialidad o no del orientador filosófico.

¿Opináis algo?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres