Blogia
DIDÁCTICA de la FILOSOFÍA

La química y el dogma

La química y el dogma

Leo en entrevista dominical (El Mundo, 27/05/07) que “el alma es una actividad neuronal y está en el cerebro”. Lo afirma, citando al doctor Willis, un médico católico e inglés del siglo XVII, Eduardo Punset, director del excelente programa de divulgación científica REDES*. Y añade a continuación: “si usted tiene la mente desarreglada no es por causa de un mal espíritu sino porque algo malo está ocurriendo en su cerebro”.

Puesto que Punset no ofrece en la entrevista hechos, experiencias, ni argumento científico alguno, tomo esta tesis como una hipótesis filosófica materialista cuya primera consecuencia es, naturalmente, que cualquier trastorno o malestar no tiene más remedio que la farmacología. ¿Pues que terapia psicológica o filosófica cabe con un órgano físico y sus problemas químicos? En esa dirección, cuando se lo reprochan, prosigue Punset: “prefiero ser un títere de la química que del dogma, sin duda”.

Y ya metido a profeta científico, como nuestro Francis Bacon, declara: “llegaremos a leer el pensamiento y a dominar el miedo”.

No sé cómo me quitarán entonces a mí el miedo a que lean mi pensamiento. A mí que no prefiero ser títere del dogma o de la química, sino un ser humano moralmente responsable, es decir libre, esto es, capaz de dirigir su propia vida eligiendo con inteligencia entre sus condiciones.


*Hay también una blog que vincula con los enlaces de los diferentes programas en E-mule


Luis Fernández Navarro

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres