Blogia
DIDÁCTICA de la FILOSOFÍA

Lecturas recomendadas

¡Filosofía!

¡Filosofía!

Hace mucho que no reseñmos en la blog ningún libro, por eso me he decidido a comentar la última traducción que ha lanzado Alianza de bolsillo, quienes desde hace tiempo están apostando por la traducción de libros que enseñan la filosofía de forma original y entretenida (como por ejemplo 39 cuentos filosóficos, que ya hemos reseñado aquí anteriormente). ¡Filosofía! Una breve introducción a la metafísica y a la epistemología, es (según la contraportada) un libro "alejado de los textos académicos tradicionales que plantea una aproximación a las cuestiones fundamentales de esta actividad desde posiciones actuales y cotidianas, postulando así una práctica y una presencia de la misma en nuestra existencia diaria –a través, por ejemplo, de cuestiones éticas y sociales–. Es, en este sentido, acaso una vuelta a los orígenes del hacer filosófico y de sus rasgos esenciales como semilla del debate y herramienta para gestar un pensamiento independiente. Partiendo de esta base, Stephen Hetherington [un autor prácticamente desconocido en nuestro país, pero que era conocido en el ámbito angloparlante por haber publicado varios libros de divulgación en esa misma línea], propone un libro verdaderamente enriquecedor y pedagógico que acompaña al lector a lo largo de un recorrido por las cuestiones fundamentales de la filosofía, como quiénes somos, qué sabemos, el bien y el mal, el libre albedrío, el sentido de la existencia, la muerte, la verdad o la naturaleza del conocimiento". A pesar de que el tratamiento de los problemas filosóficos sigue siendo bastante tradicional (en la línea sistemática de libros como "Filosofía Básica" de Warburton o "Más allá de la noticia" de Baggini), el libro incorpora innovaciones como la inclusión en el texto de numerosas preguntas (en total, más de 100), ejemplificaciones y contextualizaciones. Me gustan especialmente los capítulos cuarto (El sentido de la vida), quinto (Cómo nos perjudica la muerte) y octavo (Opiniones bien sustentadas [aunque hubiera preferido otra traducción, como "fundamentadas o fundadas"]). Para despedirme, copiaré la pregunta 8.2 del libro (en realidad, un racimo de ellas): "¿Podrías hacer un recuento de las muchas creencias débilmente sustentadas que posees? (¿O es que no posees opiniones débilmente sustentadas?) Si están tan mal sustentadas, ¿por qué las adoptaste, para empezar? ¿Y por qué nunca te has deshecho de ellas? ¿Fue irracional de tu parte el mantenerlas? ¿Cuán irracional eres?".
G. Arnaiz

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Los objetivos del milenio. No valen excusas

En septiembre del año 2000, 189 jefes de Estado y de gobierno firmaron en la ONU la Declaración del Milenio en la que se intentó concretar un compromiso global y colectivo en la lucha contra la pobreza. Esta declaración estructura sus metas en los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio, que fijan 18 metas y 46 indicadores concretos para su seguimiento y valoración. La mayoría de estos objetivos se plantearon para ser alcanzados totalmente en el año 2015.

El libro de Adela Farré y Xavier Masllorens, Los objetivos del milenio. No valen excusas, publicado por Intermón Oxfam ediciones en marzo de 2007, es una herramienta de trabajo sobre el cumplimiento de estos objetivos que proporciona tanto datos directos sobre su marcha actual como referencias y fuentes de información adicional.

Un material muy valioso para el trabajo sobre algunos de los contenidos propuestos para la materia de Educación para la ciudadanía y los derechos humanos en uno de los tres primeros cursos de la ESO (en Andalucía en el tercer curso). Puede servir para preparar clases, extraer material de trabajo, etc.

Profe Portillo

No neguéis culto a los dioses de la ciudad

No neguéis culto a los dioses de la ciudad

En el ámbito de la divulgación científica, no hay nada más exitoso que una explicación evolucionista. No tengo que poneros por delante ninguno de los éxitos editoriales recientes en nuestro país: pueden contemplarse aún en los escaparates.

Pero, ¿de veras es tan difícil proponer una explicación evolucionista de una conducta cualquiera? En absoluto, no es muy difícil.

Por ejemplo, ¿por qué los jóvenes tapan ahora sus nucas, en lugar de la frente, con la visera de sus gorras? El filósofo inglés Julian Baggini (El cerdo que quería ser jamón) es capaz de explicarlo con mucha ironía: es una señal que el macho transmite a la hembra, una señal de fuerza bruta, pues la visera hacia atrás permite desafiar la radiación solar al mismo tiempo que la mirada de los competidores agresivos. En efecto, el macho joven demuestra así ser lo bastante duro como para enfrentarse a los elementos y a sus posibles enemigos.

¿Alguno de vosotros es capaz de distinguir ésta de una auténtica explicación? ¿No observáis la petición de principio, el compromiso teórico previo? ¿No sois conscientes de la especulación, de la falta de una auténtica prueba? Lo que podría ser cierto, con la misma facilidad podría ser falso.

De entrada, si la conducta es un hecho, eso mismo refleja su adaptabilidad. Claro que aquí topamos con un círculo vicioso:
-¿Qué es lo que sobrevive?
-Lo que está bien adaptado.
-¿Y qué está bien adaptado?
-Lo que sobrevive.

Karl Popper consideraba no contrastables (y, por tanto, metafísicas) este tipo de explicaciones a posteriori, explicaciones no predictivas y que pueden aplicarse por doquier.

Pero, en fin, si estáis enamorados y queréis entenderos a la moda, pensad simplemente que eso os ayuda a sobrevivir. No os atreváis a poner en cuestión que somos producto de nuestra historia animal, no neguéis culto a los dioses de la ciudad, pues tenemos de ello muy mala experiencia.


Luis Fernández Navarro

Es posible enseñar ética en primaria

Es posible enseñar ética en primaria

¡El radiofonista pirado ataca de nuevo!
Chema Sánchez Alcón acaba de publicar un nuevo libro que seguro que volverá a hacer intrahistoria. Se titula "¿Cómo educar en valores cívicos a los peques?. Educación ética para la etapa infantil y primer ciclo de primaria" y lo edita Octaedro. Este viajero incansable, este filografo, presidente de la asociación valenciana de Filosofía para Niños (aunque estudió en Salamanca y nació en Extremadura: todo un trotamundos) es autor de varias obras de divulgación filosófica que son verdaderas joyas literarias y que se han consolidado como clásicos de este nuevo género, la "filosofía-ficción" (como él mismo lo denomina). Me refiero, como no, a el Radiofonista pirado (si no lo conoces, jubílate ya, abuelo) y Las aventuras de Toni Tonel (el nuevo "Principito" de la filosofía). Este híbrido entre Gaarder y Saint-Exupéry ha escrito un libro -junto con Lola Navarro- donde nos ofrece una serie de actividades para trabajar la ética mediante el diálogo en primaria e infantil, dentro del marco de lo que conocemos en España como Filosofía para Niños, pero aplicado libremente. Octaedro ha editado libros similares para primaria en la misma línea (el proyecto Noria) escritos por diversos miembros del Grup IREF, como Ángela Sátiro e Irene de Puig.
Habrá que comprárselo en seguida, leerlo y sobre todo, ponerlo en práctica.
Puedes consultar el índice del libro aquí.
G. Arnaiz.

Educación para la ciudadanía (I)

Educación para la ciudadanía (I)

Antonio Bolivar Boitía ha publicado un libro en el 2007 sobre la Educación para la ciudadanía en Graó. Y lo subtitula así: "Algo más que una asignatura". Es un libro que habrá que leer y que dará que hablar.
Dice la editorial que "Este libro describe el marco teórico actual que fundamenta la educación para la ciudadanía, con propuestas innovadoras sobre su articulación en la escuela y la comunidad. Además, comprende el conjunto de saberes y de competencias que posibilitan la integración y participación activa en la vida pública; el «currículo básico» indispensable que todo ciudadano ha de poseer al término de la escolaridad obligatoria, lo que incluye también los comportamientos y actitudes propios de una ciudadanía educada, activa y responsable. Dedica una segunda parte a las competencias básicas como modo para asegurar una equidad educativa a toda la ciudadanía, la organización de la educación para la ciudadanía en el currículo y, finalmente, un análisis del currículo español de educación para la ciudadanía.".

El "zorro" de José Antonio Marina (pues no se parece en nada a una almeja. Recordemos que en Ética para náufragos, él mismo divide a los animales en dos especies, zorros y almejas, y les dice a sus alumnos en Ética: Si tuvieras que elegir, ¿qué preferirías ser: un zorro o una almeja? Y claro, ¿quién va a elegir ser una almeja? Pues eso, a ser como los zorros. Aplicarse el cuento) ya lo ha leído y hace un resumen del libro en su impresionante archivo bibliográfico de movilización educativa. Sección donde, por cierto, analiza algunos temas educativos de trascendencia, como la violencia escolar, la autoridad del maestro y la Epc. !Este hombre de dónde saca el tiempo!

Y ahora no recuerdo si en esta blog hemos anunciado con anterioridad la importante sección que dedica Marina a la EpC. Por si acaso, vuelvo a recordar el enlace, pues es de consulta imprescindible.
G. Arnaiz

Feria del libro 2007

Se están celebrando estos días ferias del libro en muchas ciudades y pueblos. Una buena oportunidad para encontrar alguna joya encuadernada, en rústica o cartoné, es lo mismo... En la de Sevilla he encontrado un stand de la Fundación Federico Engels, y les compré Su moral y la nuestra, de León Trotsky (no lo había leído, y me apeteció el título y el autor).
Aunque , hablando de libros, últimamente estoy leyendo unas cuantas cosillas de Foucault. Acabo de terminar una pequeña joya: un debate sobre dos temas entre Foucault y Chomsky. (ver algunos fragmentos en vídeo) Qué debatían?: la naturaleza humana y justicia vs poder.
¿Qué andáis leyendo por ahí?

Prof. Portillo

Cuentos filosóficos

Cuentos filosóficos

Continuando la línea marcada por libros como 101 problemas de filosofía de Martin Cohen, al que siguió 101 dilemas éticos) y Los cien táleros de Kant de Pietro Emanuele, dos ejemplos excelentes de cómo se pueden escribir libros divertidos de filosofía, la editorial Alianza ha publicado recientemente una pequeña obra de arte que se titula 39 (simples) cuentos filosóficos, escrita por dos filósofos italianos, Roberto Casati y Achille Varzi. El título en italiano es Semplicità insormontabili - 39 storie filosofiche y quizás podría haberse traducido mejor por 39 escenas filosóficas cotidianas que podrían ser incluso verdaderas, pues el libro describe de forma directa 39 situaciones posibles (E se non è vero, è ben trovato!) y plausibles de nuestra cotidianidad posmoderna en las que se presentan algunos problemas filosóficos, como la identidad personal o las paradojas del lenguaje y los números. Son historias breves de unas dos o tres páginas (en tamaño folio ocuparían probablemente una carilla, a lo sumo dos) donde con gran maestría literaria (no tanto lingüística, sino más bien argumental o narrativa), los autores nos muestran de forma contundente que la realidad es problemática y está henchida de problemas filosóficos que nos abofetean en la cara en cuanto nos da por rascar un poco en la superficie. Ideales para suscitar el debate en clase y el interés de los alumnos por el quehacer filosófico.
Algunas historias, como la de la mujer que toma una píldora en el avión para dormirse y que le permite hablar con su compañero de asiento como si estuviese despierta, o la del tipo meticuloso que acude a una tienda porque en la calle hay un cartel que le ordena imperiosamente que "pase por aquí", o la de aquella fundación que otorga una beca al tercer mejor alumno de la clase (y que según avanza la narración desemboca en una parodia que haría las delicias de nuestro Estacio), o la del juicio a un carpintero que pretende cobrar el doble de precio inicial del mueble argumentando que éste está compuesto de dos entidades distintas, el mueble ya montado y las piezas que lo componen (eso ya lo saben los de Ikea), o ésa que actualiza la famosa "paradoja de Newcomb" son las que en este momento me vienen a la mente, aunque podría citar otras muchas igual de jugosas y sorprendentes. Una obra muy fresca, trufada de ironía, parodia y humor, que hará las delicias de los filósofos menos enmohecidos del orbe hispanoamericano.
En suma, una auténtica delicia.

Gabriel A.


P.D. Estoy seguro que en nuestro país podríamos hacer cosas
similares...

Filosofía a mano armada

Filosofía a Mano Armada: Eddie Féretro, profesor universitario y filósofo desencantado, depravado y borrachín, perseguido por la policía de su país por un asunto más bien hosco, llega a Francia, patria de Montaigne -su pensador de cabecera-, y decide emplear sus conocimientos en tareas más lucrativas y aleccionadoras que ’en el terreno, árido desde hace siglos, de la especulación filosófica’.

Así describe la editorial Tusquets esta obra que publicó en 1997 y volvió a reeditar en la colección Fábula en el 2001. Yo, que lo he leído hace poco, pienso que es algo más.

Una buena lectura para desencajarse, una sátira del academicismo y sus posibles farsas, una buena antología de reflexiones peculiares en medio de la narrativa...

El tono, desahogado, caústico. El ambiente, sórdido, diverso. Eso sí, una escritura masculina, una historia que se desarrolla en un ambiente de hombres y desde el punto de vista del crápula masculino... aunque sea de un crápula filósofo.


Prof. Portillo

-------------------

El filósofo es, como Wilbur observó una vez, el que tiene la lengua fuera y la pierna flexionada, porque cada vez que entra un trasero en su territorio tiene que tomar una decisión, en una fracción de segundo, en el sentido de lamerlo o patearlo.

Tibor Fischer, Filosofía a mano armada,
Barcelona, Tusquets, 2001, pág. 313

-------------------

Filosofía y cómic: Maite Larrauri y Max.

Estos dos genios han sacado una colección en Tàndem edicions: filosofía para profanos. Maite aporta un texto sobre un tema y un autor, Max las ilustraciones en forma de cómic. Yo he leído EL DESEO según Gilles Deleuze. ¡Genial! Habrá que considerar el resto de la colección.
Prof. Portillo

El ABC de la felicidad, la última obra de Lou Marinoff

El ABC de la felicidad, la última obra de Lou Marinoff

Lou Marinoff, de quien todos recordamos su modestia socrática y amabilidad, y, sobre todo, su magnífica conferencia de clausura del último Congreso Internacional de Filosofía Práctica, celebrado este año en Sevilla, acaba de ver traducido al español su último libro: The Middle Way.

Este texto surge a partir de una colaboración del autor con la revista anual del Foro Económico Mundial, Global Agenda, y está basado en las enseñanzas atemporales de Aristóteles, Buda y Confucio (los filósofos ABC).

Se trata, en esencia, de un ensayo sobre la primera de las cuatro virtudes cardinales de la antigüedad. En él, la phrónesis griega, la mesothés aristotélica, viene a hermanarse con el camino medio de Buda y el orden equilibrado de Confucio, pues se hallan profundamente relacionados. Es por ello también una diatriba contra los extremismos que radicalizan nuestro mundo contemporáneo y una vindicación de nuestras posibilidades de reconciliarlos a partir de la aplicación de los principios de los filósofos ABC: cultivar la mente, ahondar en el corazón, servir sin interés a nuestros semejantes.

A destacar, entre los agradecimientos del autor en el prefacio de esta obra, los que dirige a nuestros compañeros de grupo ETOR, cuya trayectoria, tras la organización del mencionado Congreso Internacional de Sevilla, sigue en ascenso. Enhorabuena a Gabriel Arnaiz, a Pepe Barrientos y a los otros.

Luis Fernández Navarro

El mejor libro español de didáctica de la filosofía

El mejor libro español de didáctica de la filosofía

Me gustaría reseñar muy brevemente el que ha mi juicio es el mejor libro español de Didáctica de la Filosofía que ha sido publicado últimamente. (Aunque la verdad, es que se publican tan pocos libros de Didáctica de la Filosofía, que casi podríamos decir que éste es el único libro que se publica en nuestro país sobre este tema desde los "clásicos" de Izuzquiza y Campomanes. Quién sea capaz de recordar cuatro títulos, premio). Me refiero al último libro de Félix García Moriyón, Pregunto, diálogo, aprendo. Cómo hacer filosofía en el aula (Ediciones de la Torre, 2006). Es un libro donde FGM hace un repaso a su sabiduría como docente, donde nos lega a los que empezamos todos los conocimientos de su vasta experencia, no sólo en el campo de la Filosofía para Niños, de la que ha sido una figura egregia en nuestro país (fundador de la asociación madrileña, el introductor del método y el encargado de traducir/adaptar los materiales a nuestra lengua), sino de otras cuestiones y problemas relacionadas con la enseñanza y el aprendizaje de nuestra materia (la disertación, la gestión de la clase, etc). Es un libro con mucho contenido didáctico y que está muy influido por la pedagogía y la psicología, como debe ser. ¿Acaso se puede enseñar filosofía, o cualquier otra disciplina, sin saber previamente cómo hay que enseñar algo? Lo recomiendo encarecidamente. Sin duda, lo mejor que se ha escrito en este "naciente" campo: el de la didáctica de la filosofía.
Puede leerse una excelente entrevista al autor aquí.
Gabriel

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Espiritualidad para no creyentes

Espiritualidad para no creyentes

El alma del ateísmo. Introducción a una espiritualidad sin Dios de André Comte-Sponville(paidós). El autor reivindica el derecho de los ateos y no creyentes a cultivar la espiritualidad. La espiritualidad entendida como la parte de nosotros que es capaz de confrontase con el misterio del ser, llámese infinito, eternidad o absoluto. Ni el nihilismo, ni el dogmatismo, ni el fanatismo, deben impedir que tengamos en cuenta esta dimensión humana decisiva. El autor de La felicidad, desesperadamente, se autodefine “ateo fiel”, es decir, no cree en Dios pero no renuncia al valor de las fuentes: los Evangelios, Sócrates, Buda, Lao-tsé, Confucio…

Pero, entonces, ¿qué espiritualidad proponer a los ateos? Las experiencias cumbre, descritas por William James y Abraham Maslow. Por ejemplo, al contemplar la inmensidad del universo en una noche estrellada, me puedo sentir sobrecogido y admirado ante el “todo” dentro del cual soy, formando parte. Estas experiencias nos transmiten plenitud, unidad, silencio, serenidad, aceptación… Una sola de ellas puede significar un cambio valioso en nuestras vidas.

¿Es misión de los departamentos de filosofía de los institutos y colegios de secundaria, dar a conocer esta valiosa posibilidad y ofrecerla como una “alternativa a la religión”?

Antonio Pino

La filosofía como una práctica y como un modo de vida

La filosofía como una práctica y como un modo de vida

Acaba de publicarse en nuestra lengua el libro Ejercicios espirituales y filosofía antigua, uno de los tres grandes libros de Pierre Hadot (junto con ¿Qué es la filosofía antigua? y La Citadelle intérior) en los que el autor defiende poderosamente que la filosofía greco-romana era ante todo una práctica y que lo verdaderamente importante para ser considerado un filósofo consistía en vivir la vida filosóficamente, en llevar una vida filosófica. La filosofía existía para ayudar al ser humano a acercarse a la sabiduría, siendo el discurso filosófico de las distintas escuelas un instrumento para llevar un estilo de vida filosófico, para "formar" a los alumnos -y no para informar-; es decir, tenía un uso eminentemente psicagógico. Como dice el propio autor: "Pero todos estos filósofos son considerados filósofos no porque desarrrollen determinados disc rfusos filosóficos, sino por el hecho de vivir filosóficamente. El discurso se ha integrado en su vida filosófica. Para ellos, la propia filosofía es entendida antes que nada como un modo de vida y no como un discurso". La visión que nos proporciona Hadot sobre la filosofía antigua (y por ende, sobre toda la historia de la filosofía)nos hace ver a estos antiguos filósofos y sus filosofías (y sus textos) desde otra óptica nueva, desde otro punto de vista, desde otro prisma: la filosofía no como un discurso sistemático o crítico, sino como un esfuerzo por llevar una vida buena, una vida sabia, una vida realmente filosófica. El filósofo es aquel que intenta adecuar su vida a su discurso filosófico, los otros (los profesores de filosofía, o de historia -muerta- de la filosofía), son más bien -como diría Kant- "artistas de la razón". O como diría Thoreau, "En la actualidad, hay profesores de filosofía, pero no filósofos...". ¿Qué haces que aún no te lo has comprado? En internet, puede leerse en inglés algunos fragmentos del libro y del prefacio del foucaltiano Arnold I. Davidson, que es quien le ha dado a conocer en el mundo anglosajón,.

Amar es combatir

Amar es combatir

Se acabaron las vacaciones, volvemos a las trincheras; al donoso contacto pautado con los alumnos. Uno de ellos, al finalizar un examen de recuperación, me preguntó si había escuchado el último cd de Maná; mis opiniones me las guardaré para otra ocasión. El caso es que me sonaba muchísimo el título, en mi desordenada cabeza vislumbre lo que sigue- a un antiguo poema de Octavio Paz.

Plotino o la simplicidad de la mirada

Plotino o la simplicidad de la mirada

Sigo el ejemplo del profesor Portillo y comparto una lectura de verano: Plotino o la simplicidad de la mirada (Alpha Decay, Barcelona, 2004), de Pierre Hadot (que conozco gracias a Gabriel)

Una cita: "A lo largo de toda la Antigüedad, la filosofía es ante todo un "estilo de vida". Por decirlo así, se abrazaba la filosofía como se abraza la religión, a través de una conversión que provoca un cambio radical de vida. El filósofo no es tanto un profesor como un maestro espiritual: exhorta a la conversión y después dirige a los nuevos conversos, a los jóvenes -aunque a menudo también hay adultos- hacia los caminos de la sabiduría. Es un director de conciencia. Sin duda, enseña, y sus clases pueden tener incluso cierto carácter técnico y referirse a cuestiones de lógica y metafísica. Sin embargo, éstas no dejan de ser meros ejercicios intelectuales que forman parte de un método de formación que se dirige al alma por entero" (131-132)

Antonio Pino

Un consejo de lectura... inacabable.

Un consejo de lectura: los Diarios de Gombrowicz...

Junto a biografía, crítica literaria, sabor de posguerra, crítica política... tiene algunas perlas filosóficas, como la que citara Savater en La tarea del héroe o una sobre Sartre y la libertad...

Umberto Eco nos aconseja libros de Filosofía

En una columna de opinión en la Nación, Umberto Eco reflexiona sobre la dificultad de las lecturas filosóficas y propone una selección de lecturas para no iniciados:

"Hay también filósofos que han sabido hablar de forma accesible y suelen ser los mismos que en otras obras hablan de forma inaccesible. Por lo tanto, aconsejo sólo algunos libritos (cada uno de ellos tiene unas cien páginas) en los que se ve cómo se puede filosofar sin usar demasiados términos técnicos.

Empecemos con Platón. Propondría el Critón, donde se aprende cómo y por qué ningún ciudadano debe eludir la observancia de las leyes (se llame Sócrates o Berlusconi) y, pasando a Aristoteles, la Poética. Olviden que habla de la tragedia clásica. Léanla como si nos describiera cómo se construyen un policial o una película del Oeste. Nuestro hombre ya había entendido todo lo que más de dos mil años después entenderían Alfred Hitchcock y John Ford.

A continuación, lean el De magistro, de San Agustín. Se refiere a cómo se le habla a un hijo sobre los temas de todos los días. Un libro genial por su sencillez y su agudeza.

[...]

Para el Renacimiento, intentémoslo con la Oración sobre la dignidad del hombre, de Pico della Mirandola. Y luego (pero sólo en antologías, y las hay) algunas páginas de los Ensayos, de Montaigne. Funcionan también en dosis homeopáticas.

[...]

Por último, un filósofo que escribía como si estuviera en una charla de sobremesa con sus amigos, culto y juicioso, el John Locke del Ensayo sobre el intelecto humano. La obra completa es muy larga, pero yo diría que pueden limitarse al tercer libro, dedicado al uso que hacemos de las palabras. Como con Aristóteles, léanlo como si Locke nos hablara de los discursos de hoy y comparen sus observaciones con las primeras páginas de los periódicos y con los debates televisivos de nuestros días".

En la columna habla de algunas obras más. Podríamos hacer nuestra propia selección, teniendo en cuenta que sean accesibles, de fácil lectura, etc. ¿Comenzamos en los comentarios?

Más libros sobre profesores...

Más libros sobre profesores...

Nuestro querido Luis, en su último mensaje me ha recordado algunos otros libros -y películas- sobre profesores que me han inspirado. Por ejemplo, Martes con mi viejo profesor, de Mitch Albom, del que se ha hecho incluso una película, al igual que se hizo con Las cenizas de Ángela. ¿Pero, de qué va el libro? El libro narra la relacion entre un anciano profesor universitario enfermo de E.L.A. (Esclerosis lateral amiotrofica) y un antiguo alumno suyo, su reencuentro tras varios años de separación y de las reuniones semanales que ambos mantienen hasta la muerte del maestro. En estas charlas hablan sobre el sentido de la vida, el amor, las relaciones personales e infinitud de cosas mas. Un libro que tiene que ver mucho con una concepción más bien didáctica o pedagógica de la filosofía práctica por la que algunos reivindicamos, o si se quiere expresar de otra forma, por una concepción de la enseñanza más global, más amplia, que incluya esa dimensión educadora sin la cual se quedaría sólo en mera instrucción y en tecnología educativa.
Tengo que reconocer que su segundo libro no me gustó tanto como el primero, demasiado new age para mi gusto.Otro día con más tiempo, hablaré de Como una novela, de Daniel Pennac, y de algunas de las películas sobre educación que incluyo como enlace.
¿Por qué no os animáis a recomendarnos más libros -o películas- sobre el oficio de enseñar?

El profesor

El profesor

"Ya llegan.
Y yo no estoy preparado.
¿Cómo iba a estarlo?
Soy un profesor nuevo, y estoy aprendiendo con la práctica".

Así empieza este relato autobiográfico de treinta años pasados en los institutos públicos de Nueva York. El autor mundialmente famoso de Las cenizas de Ángela, mezcla melancolía e ironía y compone un relato agridulce que suena a verdadero desde la primera página, a experiencia auténtica, a práctica real, a alguien que habla de las aulas después de haber gastado en ellas media vida.

Entretenido, instructivo, un texto que hace pensar, un relato que estimula, una novela que celebra nuestra profesión, con su miel y con su hiel. Una recreación de la LOGSE (o algo así) en la escuela pública americana entre los años 50 y 80.

Imprescindible.

Luis F. Navarro

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Aprendiendo a filosofar... al estilo socrático

Aprendiendo a filosofar... al estilo socrático

La editorial Laberinto ha sacado ya al mercado la colección para jóvenes Aprendiendo a filosofar de Óscar Brenifier. Esta colección está especialmente indicada para iniciar en el diálogo reflexivo a estudiantes de secundaria y bachillerato en las horas de Tutoría, Alternativa a la Religión, Ética, Filosofía y en la nueva asignatura de Educación para la Ciudadanía. La colección se compone de ocho libros, cada uno de los cuales aborda de forma sistemática una problemática filosófica a través de una serie de preguntas y respuestas que dos personajes -Víctor, un adolescente, y su amiga filósofa, Eloísa- van desgranando siguiendo el método socrático: 1) El arte y lo bello; 2) La conciencia, el inconsciente y el sujeto; 3) El tiempo, la existencia y la muerte; 4) La opinión, el conocimiento y la verdad;5) La razón y lo sensible; 6) El estado y la sociedad; 7) Libertad y determinismo; y 8) El trabajo y la técnica.

Gabriel A..

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres